Diccionario startup: palabras que utilizan los emprendedores a diario, de la A a la Z

Categoría: Guías

Aunque el cometido del lenguaje es permitir la comunicación entre personas, lo cierto es que no siempre contribuye a esa tarea. En cada ámbito existen palabras muy específicas que pueden sonar a chino a quienes no están familiarizados con la jerga. Dos ejemplos obvios son los ámbitos económico y científico, pero la disparidad lingüística se acentúa en las áreas más innovadoras.

En el mundo de las startups, que cumple el requisito de novedad, se suma además otro factor a la ecuación: la abundancia de términos procedentes del inglés. Sin embargo, este vocabulario, que al principio puede parecer complejo, se convierte pronto en el pan de cada día de aquellos que deciden sumergirse en las aguas del emprendimiento. Los menos aventajados, los que todavía nadan en la superficie o los que solo quieren saber qué ocurre en el sector, pueden recurrir a este sencillo diccionario en el que se recogen algunas de las palabras clave para entender el idioma emprendedor.

¡Conoce nuestro Diccionario Startup!
 

DICCIONARIO STARTUPERO

Activo

Sin olvidar el término aceleradora (iniciativa privada para proporcionar crédito y mentores a startups), el primer puesto de este particular glosario lo ocupa la palabra activo. Se refiere a los bienes y derechos de propiedad de una empresa que pueden traducirse en términos monetarios.

Benchmark

El vocablo anglosajón benchmark proviene de las palabras bench (banco, mesa) y mark (marca). Significa algo así como “medida de calidad” y se trata de un parámetro que se utiliza para medir el crecimiento de una empresa, como pueden ser sus beneficios anuales o su crecimiento internacional.

Crowdlending

Si el crowdfunding es la financiación colectiva de un proyecto, el crowdlending consiste en el apoyo económico a iniciativas empresariales por parte de inversores que hacen pequeñas aportaciones a cambio de un tipo de interés. Una alternativa a los préstamos tradicionales y a las grandes rondas de inversión.

Aprende a invertir en startups

Dragón

Se utiliza el nombre de esta criatura fantástica para denominar a los unicornios (startups cuya valoración supera los 1.000 millones de dólares) con capacidad para devolver a cada uno de sus inversores la totalidad del capital que aportaron. Empresas como Facebook y WhatsApp son ejemplos de dragones.

Elevator Pitch

Esta voz inglesa sirve para denominar a los discursos de presentación de un proyecto de emprendimiento. En realidad viene de elevator speech  (discurso de ascensor), porque se refiere a una charla especialmente breve y concisa que, en teoría, debería durar prácticamente lo mismo que un viaje en ascensor. Este tiempo tiene que bastar al dueño de la idea para convencer a inversores, colaboradores o cualquiera que sea su interlocutor.

Fundraising

La palabra viene de los términos ingleses fund (fondo) y raise (levantar), es decir, se refiere a todas aquellas actividades dedicadas a captar recursos para la actividad empresarial, ya sea arrancar o mantener una startup. Puede tratarse tanto de dinero como de otro tipo de bienes o derechos, pero, generalmente, en el mundo del emprendimiento se habla en términos económicos. Aquí es donde entran en juego los inversores.

Gamification

Los juegos tienen utilidad fuera del ocio. La gamification o, en su forma españolizada, gamificación, consiste en llevar ciertas características de los juegos al terreno de la estrategia empresarial. El fin de estas maniobras, como incluir puntuaciones, competiciones o premios, es atraer y fidelizar a los clientes. Han ganado popularidad gracias a aplicaciones y webs que tratan así de enganchar a los usuarios.

10-0094

Hackatón

Se trata de una reunión de desarrolladores, normalmente convocados por alguna institución o empresa, para que creen algún tipo de software de forma colaborativa. Lo normal es que trabajen en aplicaciones que manejen ciertos datos, las herramientas de una plataforma (como Facebook) o estén enfocadas a conseguir un objetivo prefijado por la entidad responsable del evento. Estas convocatorias suelen estar abiertas tanto a personas como a startups que quieran participar. Si obtienen un buen resultado pueden ver despegar su idea.

Iterar

Cuando algo no funciona, lo mejor es cambiar de táctica. En el ecosistema emprendedor, iterar se refiere a la estrategia de modificar la idea y esquema de negocio a medida que surgen nuevos fallos. Se toman como referencia los resultados previos para, una vez testado el proyecto, redefinir las hipótesis de partida. Es una de las bases de la metodología lean startup.

J-curve

De entre todos los gráficos que tienen que vigilar los responsables de una startup, la curva J es uno de los más importantes. Representa la evolución del flujo neto de capital de la empresa frente a la línea de tiempo. La letra que le da nombre se debe a su forma, descendente al principio (cuando los costes superan a los beneficios) y ascendente después, cuando los ganancias compensan gradualmente el dinero invertido en el proyecto.

KPI

El key performance indicator significa, traducido al español, indicador clave de rendimiento o desempeño. Este parámetro sirve de referencia para conocer el avance de un proyecto en relación a un objetivo y normalmente se expresa como un porcentaje. En otras palabras: expresa cómo de cerca están sus fundadores de alcanzar la meta que se han propuesto.

Lean Startup

El concepto alude a un tipo de estrategia de desarrollo de negocio, un movimiento salido de la mente del emprendedor Eric Ries y plasmado por primera vez en su libro The Lean Startup. Sus principios están encaminados a crear empresas viables minimizando la inversión inicial, aprovechando los recursos y dirigiendo los esfuerzos a la consecución de clientes, sin malgastar dinero ni buscar crecimientos desorbitados. El desarrollo del proyecto se basa en el ensayo-error para cambiar cuanto antes los productos, planes e ideas que no funcionan.

Por cierto, si te gustó el The Lean Startup de Eric Ries, echa un vistazo a su nuevo libro. Te hablamos de en el post Diez libros para inversores en startups.

Mentoring

En general, se llama mentores a aquellas personas veteranas que ayudan a una o varias con menos experiencia en un área. En el caso del universo startup, se refiere normalmente a empresarios, inversores o emprendedores que guían a los fundadores de una compañía emergente para lanzar su proyecto.

Networking

Este nombre convertido en verbo (viene del inglés network, red) sirve para expresar la búsqueda de contactos útiles para un negocio aprovechando un evento que reúne a interesados y trabajadores del sector. Se pueden encontrar nuevas oportunidades e ideas hablando con las personas adecuadas.

Diseño responsive

Aunque no se relaciona específicamente con la estrategia de negocio, este concepto tiene que ver con el desarrollo del mismo. Si tener una web se ha convertido en un paso casi obligatorio para cualquier startup, que su diseño sea responsive es un plus: este método de desarrollo permite que la estructura de la página cambie para adaptarse al tipo de pantalla en el que se muestra, ya se trate de un móvil, una tableta o un ordenador.

Outsourcing

Para seguir con los términos ingleses, esta palabra anglosajona se refiere a la externalización de aquellas actividades de una empresa alejadas de su función principal. Así, se buscan otras compañías o individuos que las gestionen, en lugar de hacerlo utilizando recursos propios (tanto de personal como económicos).

schedule-planning-startup-launching

Pivotar

El verbo, del inglés pivoting, alude a los cambios drásticos aplicados al modelo de negocio para impulsar su evolución. Si un proyecto está estancado o la idea no funciona, la única salida pasa por replantearse el esquema de principio a fin y modificarlo. Si el producto o servicio que ofrece ya no interesa al público objetivo, es necesario buscar nuevas oportunidades en otras direcciones.

Retorno sobre la inversión

El ROI (del inglés return of investment) o RSI (de retorno sobre la inversión) es la relación entre la contribución económica de un inversor a un proyecto y el beneficio que ha obtenido de su aportación. Constituye un indicador para medir el rendimiento de una empresa: cuanto más rentable sea el proyecto, mayor será la cantidad que reciban quienes han contribuido a su financiación.

Seed capital

Se denomina capital semilla o seed capital a la aportación económica inicial, la que permite comenzar un proyecto. Normalmente, este dinero proviene del círculo más cercano del emprendedor, los conocidos como FFF, de family, friends and fools (familia, amigos y locos), aunque también puede venir de business angels o crowfunding. La inversión en esta etapa conlleva un mayor riesgo, pues no existe ningún tipo de garantía de que el proyecto vaya a funcionar.

Target

Una de las claves a la hora de iniciar un negocio es elegir al target o público objetivo, es decir, el grupo de población al que va dirigida la propuesta. Identificar a los clientes potenciales y estudiar su comportamiento y características permitirá establecer la estrategia a seguir para seducirles.

Unicornio

Regresamos al mundo de los animales fantásticos para hablar de los unicornios, un término que en el universo de las startups alude también a entes extraordinarios: aquellas startups valoradas en más de 1.000 millones de dólares cuando todavía no han salido a bolsa.

Venture capital

Traducido como capital de riesgo, este tipo de financiación de startups se caracteriza por el alto riesgo que conlleva. Suele provenir de fondos de inversión especializados que aportan dinero para lanzar un proyecto en sus primeras etapas a cambio de acciones. Al impulsar ideas tan recientes el resultado puede ser tanto un éxito rotundo como un estrepitoso fracaso.

8409301704_9e0a4331df_z

Workaround

El término viene del mundo de la programación. Cuando algo va mal en el desarrollo de un ‘software’, una funcionalidad o una parte del diseño fallan, existen dos opciones: detener toda la actividad para solucionarlo o seguir hacia delante. Un workaround es una especie de apaño, una solución temporal a un problema que permite continuar avanzando para conseguir el objetivo principal.

Yak shaving

A veces existen pequeños detalles que, aunque parezcan nimios, resultan determinantes. Es a lo que se refiere el concepto de yak saving, a esas partes de un proyecto que parecen insignificantes pero que son cruciales para lograr que la idea funcione. Cuando vas a salir de viaje no solo importa el estado de las carreteras, lo primero es lograr que todo el equipaje quepa en el maletero.

Zombi

Los muertos vivientes no piensan ni hacen nada más allá de moverse como autómatas. Por eso se les aplica el calificativo de zombi a las startups que no crecen ni evolucionan, simplemente siguen existiendo. Suele ocurrir que su proyecto no ha tenido éxito y, aunque de vez en cuando pueden dar una bocanada de aire para probar alguna idea, sus planes no acaban de tener éxito. También les pasa a aquellas empresas que no tienen capital suficiente para pagar los costes del cese definitivo (despidos, finiquitos, pago a proveedores, etc.).
 

HASTA AQUÍ NUESTRO DICCIONARIO STARTUP (POR AHORA)

Estos son alguno de los términos que forman parte de la jerga de los emprendedores, pero hay muchos más. Se trata de un diccionario básico. Como ocurre con cualquier idioma, la mejor manera de aprenderlo en profundidad es recurrir a un profesor nativo.

¿QUIERES INVERTIR EN STARTUPS? 🔥

Te presentamos TIMP, startup en breakeven que tras pivotar su modelo de comercialización a marketing online, consigue un retorno de 19€ por cada euro invertido. El objetivo de la ronda es potenciar su actual crecimiento histórico, tanto a nivel nacional como internacional, y convertirse el líderes SaaS para centros wellness.

CUÉNTAME MÁS DE TIMP

Fotos: Steven Zwerink, hackNY.org (1 y 2) (Flickr | Licencia Creative Commons 2.0), Dominio público (Licencia Creative Commons 1.0) y Heisenberg Media (Flickr | Licencia Creative Commons 2.0)

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInShare on Google+

Comentarios