Emprendedor, 7 propósitos para tu startup este nuevo año

Categoría: Analisis

Con la llegada de un nuevo año a la vuelta de la esquina, llega el momento de centrar la vista en el futuro y plantear cuáles serán los propósitos para el 2018. El mundo de las startups no es ajeno a ello: antes de que comience el año, qué mejor que repasar cuáles son los mejores objetivos de emprendedores para convertirlos en los propósitos para tu startup.

OBJETIVOS DE EMPRENDEDORES

Obviamente, los objetivos de emprendedores van encaminados a lograr el éxito con su startup. No obstante, las metas deben ser realistas. Así, antes de plantear los propósitos de 2018 lo ideal es analizar qué se ha conseguido en 2017 y si aquellos objetivos que se plantearon un año atrás se han cumplido o si, por el contrario, se han ido quedando por el camino.

Este análisis del estado actual de una startup permitirá también tener claro hasta dónde se puede llegar en los próximos 365 días. Al fin y al cabo, saber de dónde venimos y tener claro hacia dónde vamos es de vital importancia, no ya de cara a que los objetivos de emprendedores, sino también a la hora de llevar a buen puerto a su startup.

Una vez analizado el estado actual de la startup, llega la hora de que los emprendedores planteen sus objetivos para el 2018. Más allá de tratar de alcanzar determinadas cifras de facturación o planear una nueva ronda de financiación, los propósitos para tu startup pueden ser mucho más sencillos (y ayudar de igual manera a cumplir sus metas):

1. ESTAR ATENTO A LA COMPETENCIA

Si bien es importante no llegar a obsesionarse con todos y cada uno de los movimientos que hagan nuestros competidores, sí es cierto que uno de los objetivos de emprendedores más habitual es tener un ojo puesto en las estrategias y acciones de otras startups del sector. No en vano, el lanzamiento de un nuevo servicio, la contratación de más personal o una ronda de financiación lanzada por esos otros actores puede afectar al devenir de nuestro proyecto.

objetivos-de-emprendedores-competencia

No obstante, no solo hay que vigilar levemente a la competencia para tratar de adelantarnos a sus movimientos. De hecho, también conviene saber todos los detalles posibles de nuestros competidores por si, en un futuro, el panorama lleva a nuestra startup a una alianza o una fusión con otras del sector. Según un reciente informe de Accenture, el 35% de los directores financieros están seguros de que participarán en procesos de adquisición de empresas en el próximo año. Ya sea una adquisición o una fusión, lo ideal es saber cuáles son las mejores opciones dentro del sector. Así, vigilar a la competencia debería ser una de esas tareas para el 2018.

2. MARCAR OBJETIVOS MEDIBLES

El éxito de una startup es el principal objetivo de emprendedores, pero ese concepto debe ser algo más concreto y, sobre todo, medible. ¿Cuándo se alcanza el éxito? ¿Con la venta de la startup? ¿Alcanzando una facturación millonaria? ¿Siendo rentables? Si bien las metas deberían estar fijadas desde el comienzo del proyecto, lo cierto es que uno de los propósitos de año nuevo para tu startup bien podría ser ajustar esos objetivos en base a lo acaecido el año anterior.

Una de las claves para que ese objetivo a corto plazo sea alcanzable es que sea, además de realista, medible. Ya sea lograr un número determinado de usuarios, alcanzar una reducción determinada de los gastos o ampliar el impacto en redes sociales, intenta que las metas de tu startup sean comprobables con el paso del tiempo. Es la mejor forma de ir analizando el progreso de nuestros objetivos a lo largo de los próximos 12 meses.

3. ASEGURAR LA SOSTENIBILIDAD A FUTURO

Más allá de depender de futuras e hipotéticas rondas de financiación, uno de los propósitos de año nuevo para las startups ha de ser alcanzar la tan ansiada rentabilidad. El resto de cifras también son importantes y, sin ir más lejos, atraer a miles de usuarios es fundamental para el futuro del proyecto. Sin embargo, son las ventas las que aseguran que la startup seguirá en pie el día de mañana y, por ello, debería ser con más frecuencia uno de los objetivos de emprendedores.

objetivos-de-emprendedores-futuro

Hay quien dice que el cash flow (la diferencia entre los cobros y los pagos) “es más importante que tu madre” y, sin llegar a ser tan extremistas, lo cierto es que un interesante objetivo para los emprendedores que busquen propósitos de año nuevo pasa por encontrar esa fórmula con la que monetizar su proyecto. De hecho, la falta de caja es la segunda razón por la que fracasan las startups y, por ello, en Startupxplore le damos mucha importancia al análisis del cash flow. El camino hacia la rentabilidad no es corto ni sencillo, pero es importante ir dando pasos para lograr esa fundamental meta de las startups.

4. SER MÁS EFICIENTES

Los objetivos de una startup y nuestros propósitos de año nuevo no se van a cumplir ellos solos. Si bien intervendrán otros factores (el momento en el que estemos, lo que haga la competencia, la situación económica global o la simple suerte), el trabajo es esencial para conseguirlo.

objetivos-de-emprendedores-eficiencia

En definitiva, administrar mejor nuestro tiempo nos permitirá hacer más cosas y llevarlas a cabo mejor. Este propósito es sencillo de plantear pero complejo a la hora de llevarlo a cabo, ya que afecta a todos y cada uno de los procesos que se lleven a cabo en la startup. El principal objetivo de emprendedores debe ser mejorar todos y cada uno de esos procesos para llegar a obtener una eficiencia que bien podría llevarnos meses alcanzar. Hay 12 meses por delante para lograrlo, así que a por ello.

5. QUE NADIE TRABAJE MÁS HORAS DE LAS QUE DEBE

La eficiencia no solo tiene como objetivo hacer más cosas a lo largo de una jornada laboral, sino también lograr alcanzar las metas diarias en una cantidad de tiempo razonable. En otras palabras: uno de esos objetivos de emprendedores para este 2018 debe ser no tener jornadas de trabajo maratonianas. Tener vida fuera de la oficina y descansar lo necesario afecta también, aunque de forma indirecta, a la viabilidad del proyecto a medio y largo plazo.

“Esto no es un sprint, es una carrera de 100 kilómetros”Javier Santana

 

Ya hay numerosas startups que trabajan en esta línea. Sin ir más lejos, la española CARTO recordó a sus empleados hace unos meses (a través de un correo electrónico enviado por su CTO, Javier Santana) que “esto no es un sprint, es una carrera de 100 kilómetros”. “Si sientes que estás sobrepasado y necesitas dedicar más de las razonables 8 horas diarias, por favor, dilo”, exponía el CTO de la startup. Así las cosas, qué mejor que establecer como propósito de año nuevo jornadas y horarios razonables para  todo el equipo. Ayudará a lograr la eficiencia y a generar una sana cultura de empresa en la que el trabajo se pueda combinar con el descanso sin dejar ninguna tarea de lado.

CARTO

6. SER MÁS FLEXIBLES

Los objetivos marcados (así como estos mismos propósitos) no están escritos en piedra. El calendario tampoco lo está y una de las primeras cosas que deben pasar a ser objetivo de emprendedores es aprender a amoldarse a las circunstancias. Llevar a cabo nuestros planes cuando sea posible y no antes, ser pacientes, ajustar nuestro presupuesto ante costes inesperados o cambiar de metas si cambia radicalmente nuestro sector son algunas de las cuestiones fundamentales a la hora de llevar a cabo un planteamiento flexible en el día a día de nuestra empresa.

objetivos-de-emprendedores-flexibilidad

No obstante, este objetivo de emprendedores no solo debe aplicarse cuando las circunstancias cambian. El simple hecho de que un cliente pida algo cuando no lo esperábamos o se marquen unos plazos extraordinarios no debe suponer el fin del mundo. Ante todo, flexibilidad.

7. ACTUALIZAR EL PLAN DE NEGOCIO

Al igual que los objetivos de emprendedores, el plan de negocio puede quedar obsoleto con el paso el tiempo. Así, con el inicio de un nuevo año toca hacer repaso para certificar que la situación de la startup y los objetivos del emprendedor aún son compatibles. Todo, de una forma realista.

Aunque es cierto que hay casos de éxito en los que el plan de negocio ni siquiera llegó a existir, un buen número de las startups que no cuentan con esta hoja de ruta terminan fracasando (un 70 %, según un reciente estudio).

En definitiva, el inicio de un nuevo año es un buen momento para establecer el plan de negocio si no existe o, en cualquier caso, actualizar las líneas de actuación en función de cómo haya sido este 2017, el cual se despide dando paso a un 2018 que llegará cargado de propósitos para las startups y objetivos para los emprendedores. Y en muchas ocasiones, para cumplir estos objetivos es necesario tener un colchón financiero que respalde a las startups. Por ello, puede que esto te interese.

En Startupxplore conseguimos financiación a startups con gran potencial para que hagan realidad sus planes. Si estás en busca de inversión para saltar al siguiente nivel, ¡nosotros podemos ayudarte!

SÍ, QUIERO INVERSIÓN

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInShare on Google+

Comentarios