Eventos de startups: ¿networking efectivo o cervezas gratis?

Categoría: Analisis

Me pasó en un evento sobre emprendimiento de hace pocos meses. Me encontré a un inversor y estuvimos viendo una charla juntos. En un momento dado, me dijo: “Lo malo es que, claro, como llevo la pegatina de inversor, ahora me va a entrar todo el mundo a contarme su startup”.

“Y entonces, ¿por qué te acreditas como inversor?”, pensaba yo. La pregunta podría tener dos posibles respuestas: o bien sólo quería ir al evento a escuchar las charlas (en cuyo caso no tenía necesidad de acreditarse como inversor) o bien acudía para darse un garbeo por allí, saludar a los amigos… y poco más, la verdad.

Porque, seamos sinceros: ¿quiénes no hemos ido alguna vez a un evento más por ver a los amiguetes que por otra cosa? Todos. Absolutamente todos. Ahora suelo ir a menos eventos, pero hay una imagen que cada vez veo más en este tipo de actos: a un lado, el emprendedor/inversor/institución/curioso que no para de moverse para conocer gente o hacer contactos; al otro, el emprendedor/inversor/institución/curioso que lleva un perfil más tranquilo y que se siente literalmente abrumado por tanta solicitud de contacto o conversación.

Y ambos perfiles tienen sus razones, evidentemente, pero, al final, quizá deberíamos plantearnos un debate: 

Me lo comentaba hace ya tiempo Miguel Díez Ferreira, CEO de Red Karaoke, hablando sobre Silicon Valley:

“En España vas a un evento y al final te quedas en una esquina de la barra bebiendo y comiendo con los colegas. En Estados Unidos, la gente está dos minutos con una persona y cambia a otra, ya que cuenta más gente conozcas, más posibilidades tienes de encontrar a alguien que te interese”.

Red Karaoke

En cualquier caso, Miguel no tiene duda de que los eventos son fundamentales para abrirte esas puertas, algo en lo que también coincidía Pepe Agell, de Chartboost:

“Ir a eventos es fundamental, porque tienes que probar tu modelo de negocio, y se prueba hablando con gente, recogiendo feedback. (…) Aquí [en Silicon Valley] hay como 15 eventos todos los días, así que tenemos que dedicar tiempo también a saber a qué eventos vamos y a cuáles no”.

Chartboost

¿Y si hacemos eventos más de nicho?

Y ojo, porque esta última frase es muy interesante. Ya que muchos de los eventos sobre emprendimiento que hay en España quizá (sólo quizá) tratan los mismos temas de siempre (qué tipos de financiación hay, cómo convencer a un inversor, cómo preparar tu modelo de negocio, cómo salir en prensa…), ¿podría ser interesante fomentar los eventos de nichos más cerrados y concretos en sustitución de los macroeventos?

Eso mismo parecía proponer hace poco el compañero Jaime Novoa, al hilo de un debate sobre el MWC:

Las ventajas parecen obvias: cada evento sería más especializado, con lo que la posibilidad de que los asistentes sacasen verdadero provecho de él seguramente aumentaría de forma exponencial. Sin embargo, también podría haber consecuencias negativas: los eventos serían menos ‘lustrosos’, tendrían menos público y, por tanto, su posible patrocinio se tornaría más complicado.

¿De verdad necesitamos el networking?

Puestos a complicarnos la vida, podemos plantearnos aún otra pregunta más compleja: ¿de verdad necesitamos tanto el networking? ¿Tiene sentido que cada vez haya más cursos de emprendedores destinados a ayudarte a hablar en público o a ser un buen networker?

Hace tiempo ‘junté’ (en realidad no los junté, pero los hice coincidir en una entrevista al hilo de un mismo tema) a Félix López, ex-CEO de AJE Madrid, y al inversor Luis Martín Cabiedes. Y los dos me decían cosas medianamente distintas:

“Tenemos que ser lo más sociales posibles cuando estamos al frente de un negocio, para mí son claves las relaciones sociales. Cuanto mejor sepas venderte, cuanto mejor te relaciones y a cuanto más eventos de calidad vayas y comuniques lo que haces, te irá mucho mejor” (Félix López).

AJE Madrid

“Un emprendedor es un tío que curra y que saca una empresa. Y hay tíos que hacen eso siendo malos comunicadores, otros siendo guays y otros estando más cómodos detrás de un ordenador. Nos tenemos que fijar en qué sabe hacer esa persona, no en si ha hecho un cursillo de elevator pitch. Porque yo no financio gente que haga cursos de elevator pitch o magos del Power Point, financio empresarios” (Luis Martín Cabiedes).

Cabiedes & Partners

En cualquier caso, no hay una respuesta fácil a la importancia (o no) del networking. Es evidente que, dependiendo del tipo de empresa que tengas, te será más o menos necesario saber establecer relaciones con otros players.

Sin embargo, quizá deberíamos empezar a plantearnos qué porcentaje del tiempo que dedicamos a los eventos realmente sirve de provecho a nuestra carrera profesional.

¿Tu también eres emprendedor? Si es así y buscas financiación, esto te interesará…😏👇

A VER… CUÉNTAME

Photo Credit: MIT Technology Review en español cc

C. Otto

Escribo sobre economía, emprendimiento, empleo y tecnología en El Confidencial, El Mundo, Antena 3, Startupxplore, Yorokobu...

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInShare on Google+

Comentarios

Sin respuesta para "Eventos de startups: ¿networking efectivo o cervezas gratis?"