Diez tecnologías futuristas que podrían ser negocios multimillonarios (si no falla nuestra bola de cristal)

Categoría: Analisis

Mientras emprendedores e inversores centran sus esfuerzos y fijan su atención en proyectos que forman parte de los sectores tendencia a día de hoy, ya hay startups que trabajan en el desarrollo de ideas que parecen sacadas de películas de ciencia ficción.

Desde la extracción de materiales en mitad del espacio hasta la creación de ciudades inteligentes o partes del cuerpo biónicas para mejorar  al ser humano, estas son las tecnologías futuristas que podrían ser pronto negocios multimillonarios.

Diez tecnologías futuristas:

  1. Impresión de metales 3D
  2. Minería espacial
  3. Taxis voladores
  4. Subir la mente a la nube
  5. Ciudades inteligentes
  6. Predicción de enfermedades
  7. Redes generativas antagónicas
  8. Miembros del cuerpo biónicos
  9. Hologramas
  10. Comida impresa

Vamos a repasarlas…

1. IMPRESIÓN DE METALES 3D

La impresión 3D ya parecía ser una tecnología prometedora que permitiría abaratar los costes de reparación de ciertos aparatos y objetos cotidianos. De hecho, el mercado de la fabricación aditiva es una realidad que se espera que alcance pronto cotas multimillonarias: se estima que en 2023 el sector de la impresión 3D alcanzará un valor de + $30.000M (+25.000M€ al cambio actual).

Bien, pues… la tecnología ha evolucionado aún más y lo que hasta ahora parecía imposible ya no lo es tanto. Hasta la fecha crear objetos con materiales distintos del plástico era demasiado costoso. En cambio ahora startups como Fabric8Labs o Markforged han desarrollado la impresión 3D de metales, lo que abre la puerta a un nuevo mundo en la fabricación de cualquier producto. De hecho, ya se baraja la posibilidad de que las compañías dejen de fabricar a gran escala y almacenen productos para pasar a crearlos bajo demanda.

 

2. MINERÍA ESPACIAL

Viajar hasta el espacio para interceptar meteoritos y asteroides y extraer de ellos materiales útiles en nuestro planeta parece el argumento de una película de astronautas extremadamente futurista. Sin embargo, la NASA ya ha identificado más de 12.000 asteroides con mineral de hierro, níquel y metales preciosos en concentraciones mucho más altas que las que se encuentran en la Tierra. En otras palabras: un costoso viaje espacial para extraer esos materiales podría ser rentable.

Si bien la industria espacial aún no ha llegado a poner aeronaves fuera de nuestro planeta para extraer metales, la carrera que protagonizan gigantes corporativos como SpaceX hace pensar que no tardaremos mucho en ver un caso real de minería espacial.

Mientras tanto, la startup española Disrupt Space fomenta la llegada de esta nueva actividad y de otras de la economía espacial poniendo en contacto a emprendedores del sector aeroespacial con potenciales inversores y agencias espaciales.

3. TAXIS VOLADORES

Mientras la llegada del coche autónomo parece inminente (y buena muestra de ello es el crecimiento de las startups dedicadas a este sector), ya hay quienes han puesto su mirada en el cielo: los taxis voladores son la próxima frontera para un buen puñado de emprendedores que, de hecho, están teniendo éxito a la hora de conseguir financiación para desarrollar sus respectivos proyectos.

Así, si Uber plantea lanzar taxis voladores para el año 2023 y Airbus estaría haciendo ya pruebas con sus primeros prototipos, la startup Lilium ha logrado recaudar $ 90M para desarrollar su propio taxi volador (unos 77M€ al cambio actual) y Joby Aviation ha cerrado una ronda de financiación con $ 100M (cerca de 90M€ al cambio actual) aportados por gigantes como Toyota e Intel.

 

4. SUBIR LA MENTE A LA NUBE

El mind uploading es el futurista planteamiento que propone cargar la mente de un ser humano en un ordenador, haciendo viable así la inmortalidad: cuando nuestro cuerpo ya no pueda más, la mente seguirá existiendo y quizás incluso pueda ser implantada más adelante en un androide. Por disparatada que suene hoy, esta actividad promete ser una exitosa industria del mañana.

El científico español Rafael Yuste ya trabaja en un paso previo imprescindible: el mapeado de las neuronas humanas. A partir de ahí, startups como Eterni.me podrán tener un mayor conocimiento del funcionamiento del cerebro humano para poder llevar a cabo ese futurista alojamiento de nuestra mente en un ordenador.

 

5. CIUDADES INTELIGENTES

Si hasta ahora el planteamiento de la ciudad inteligente no se ha visto plasmado en nuestras calles a la hora de la verdad, el futuro podría pasar por la implementación real de todo un ejército de sensores en las ciudades. De hecho, se habla ya de un nuevo concepto, el de las “ciudades sensibles”, en las que los proyectos no intenten de adaptar las viejas calles a la tecnología, sino que los barrios sean creados nuevamente desde cero. Una de las muchas startups del sector es la española Urbiotica.

6. PREDICCIÓN DE ENFERMEDADES

Mientras los análisis genéticos comienzan a llegar al público general gracias a una considerable bajada de sus costes y con la función de saber más de nuestros antepasados, lo cierto es que esta rama de la ciencia permite mucho más que saber de dónde venimos.

En concreto, un análisis genético individual podría servir para predecir qué enfermedades padeceremos en el futuro. Es precisamente lo que ya están haciendo algunas startups que ponen a la venta kits con los que los usuarios pueden enviar muestras de ADN para que sean analizadas en busca de enfermedades futuras. Es el caso de la española 24Genetics.

 

7. REDES GENERATIVAS ANTAGÓNICAS

Bajo este complejo nombre cuyas siglas, por su nombre en inglés, son GAN, se encuentra el futuro de la inteligencia artificial. Se trata de un tipo de algoritmos capaces de generar imágenes (ya sean fotografías o vídeos) haciendo que parezcan auténticas a ojos de cualquier humano.

El engaño perpetrado por la inteligencia artificial se logra enfrentando dos redes neuronales y, por ahora, se trata de una tecnología que manejan gigantes como Google, Facebook o Nvidia. Su potencial (los expertos ya la consideran una técnica revolucionaria en el deep learning, un campo de la inteligencia artificial) permite augurar que el suyo será un sector millonario en cuestión de años.

 

8. MIEMBROS DEL CUERPO BIÓNICOS

El ser humano tiene limitaciones que la biónica espera a superar, especialmente cuando estas suponen un problema en el día a día de algún paciente. Así, la startup estadounidense iBIONICS (de Ottawa) trabaja en una solución para que los invidentes puedan ver.

Pero que nadie espere unas gafas: la propuesta biónica de la startup norteamericana es casi imperceptible a la vista, de hecho. Se trata de un pequeño chip de apenas milímetros que se implantaría en el ojo afectado dentro de una diminuta caja de diamante, material compatible con nuestro cuerpo.

Mientras tanto, otros proyectos recurren a la biónica para otras soluciones algo más visibles. Es el caso de la británica Open Bionics, que ha desarrollado un brazo impreso en 3D para niños que crece cuando se hacen mayores: el miembro biónico se adapta cuando crecen y así puede acompañarles en su desarrollo.

9. HOLOGRAMAS

La tecnología que George Lucas popularizó en Star Wars no existe: por ahora, es imposible ver a una persona que está en otra parte si no es a través de una videollamada, que es algo muy distinto a los populares pero inexistentes hologramas. Sin embargo, esta tecnología va avanzando y son varios los proyectos que se acercan a la invención de estas representaciones tridimensionales de algo que está en otro sitio.

Las startups Leia y 8i, además de proyectos multimillonarios como las HoloLens de Microsoft o el de Magic Leap permiten augurar que los hologramas están cerca de ser una realidad de nuestro día a día, y que además podría ser un interesante sector en el que invertir.

 

10. COMIDA IMPRESA

Aún más increíble es la posibilidad de imprimir en 3D alimentos. Si empezábamos el artículo con la impresión de metales, acabamos esta recopilación con un sector que ya es real: en 2016 abrió sus puertas en Londres el primer restaurante de comida impresa en 3D y no se trata de un proyecto único o extravagante.

En España, sin ir más lejos, la startup Natural Machines vende su Foodini, la impresora 3D con la que es posible crear y elaborar alimentos. Más allá de la originalidad del método, ya se están buscando aplicaciones útiles para esta tecnología: es el caso de la alemana Biozoon, que ha creado alimentos impresos en 3D que, una vez en estado sólido, vuelven a convertirse en polvo rápidamente una vez los ingerimos. ¿Por qué es útil? Su solución está pensada para la alimentación de personas mayores con problemas para tragar alimentos sólidos.

¿INVERTIMOS?

Estos y otros tantos sectores conforman un interesante abanico de opciones de inversión podrían ser un éxito el día de mañana. Si la bola mágica no nos falla, claro.

Eso sí, lo más importante (recuerda) es que construyas una cartera de inversión diversificada y bien balanceada, y que analices bien la startup antes de invertir. En Startupxplore filtramos y analizamos con detalle las oportunidades de inversión que nos llegan, y las ponemos a tu disposición para que puedas invertir.

 

¿Quieres invertir con nosotros?

¡Regístrate en Startupxplore!

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInShare on Google+

Comentarios