Corporate venturing en España: dime en qué invierte el Ibex 35 y te diré qué tecnologías triunfan

Categoría: Analisis

El desarrollo de una empresa, incluso cuando hablamos de verdaderos gigantes con una larga trayectoria, pasa por la innovación, sobre todo ahora que internet y las nuevas tecnologías se han convertido en variables transversales a todos los negocios.

En este sentido, una de las tendencias que han llegado con más fuerza durante los últimos años es el corporate venturing en España, una estrategia para buscar en las startups esas ideas disruptivas que sirvan de combustible al motor del crecimiento y la competitividad.

Índice de contenidos:

  1. ¿Qué es el corporate venturing?
  2. ¿Dónde invierten los grandes corporates?
    1. Telecomunicaciones: ciberseguridad, móviles e inteligencia artificial
    2. Energía: seguridad en las infraestructuras y drones
    3. Banca: servicios financieros online y big data
    4. ¡Hasta Amancio Ortega se apunta al corporate venturing!
  3. Corporates y startups: una buena simbiosis

 

¿QUÉ ES EL CORPORATE VENTURING?

No es casualidad que grandes nombres del IBEX 35 como Telefónica, BBVA, Iberdrola y el Santander hayan sido incluidas entre las 36 empresas que más colaboran con startups en Europa, según los premios Corporate Startups Stars, entregados a finales del año pasado en el marco de la Alianza Europea de Startups (sus siglas en inglés son SEP), una iniciativa de la Comisión Europea.

Con el objetivo de no quedarse atrás en el camino hacia un futuro cada vez más tecnológico, estas compañías han decidido estrechar lazos con el ecosistema emprendedor y recurrir al corporate venturing en España. Este modelo de innovación abierta consiste en promover la cultura del emprendimiento tanto dentro como fuera de las organizaciones con medidas que van desde concursos para empleados y fomento de la creación de spin-offs a los programas de incubación o la inversión de capital riesgo en startups.

El fin último de financiar y promover el desarrollo de estos proyectos emergentes a través del corporate venturing en España es generar una relación de simbiosis: las startups reciben los recursos que necesitan para alcanzar su máximo potencial, mientras que las firmas ya consolidadas tienen la oportunidad de incorporar talento, modelos de negocio y soluciones innovadoras en los ámbitos que más les interesan. Pero, además, sus pasos ayudan a identificar las tecnologías punteras en nuestro país. ¡Vamos a verlas!

 

1. ¿EN QUÉ INVIERTEN LOS GRANDES CORPORATES?

1. Telecomunicaciones: ciberseguridad, móviles e inteligencia artificial

Los premios de la SEP alababan especialmente a Telefónica por sus “significativos esfuerzos” para integrar startups aceleradas en la empresa y por el alcance de su programa Open Future, la red de emprendimiento e innovación de la operadora que engloba la aceleradora Wayra y las iniciativas Think Big y Talentum Startups.

WayraLa compañía de telecomunicaciones lleva varios años apostando por proyectos emergentes encuadrados en diferentes ámbitos, casi siempre con la intención de integrarlos de alguna manera en alguna de sus divisiones. En lo que respecta al corporate venturing en España, Telefónica se ha interesado por la inteligencia artificial y el aprendizaje automático de la startup BigML —con quien desarrolló en el 2015 una plataforma para invertir en startups en etapas tempranas—, el big data de la consultora Synergic Partners y herramientas móviles como la aplicación Captio para llevar al días los gastos de empresa (que ella misma utiliza) y la solución para abrir puertas BeCheckIn. BigML

CaptioSin embargo, una de las áreas en la que más recursos ha invertido la compañía a través del corporate venturing en España es la ciberseguridad, donde destacan nombres como Countercraft, fundada por antiguos trabajadores de la empresa y especializada en escenarios para probar ciberataques, e Imbox, una plataforma para compartir archivos y chatear de forma segura que ya utilizan decenas de empresas. Countercraft

2. Energía: seguridad en las infraestructuras y drones

Como es lógico, los intereses de una eléctrica como Iberdrola van por otro camino en lo que respecta al corporate venturing en España. A través de su brazo inversor Perseo, con más de una década de vida, destina financiación a proyectos que aseguren la sostenibilidad del modelo energético.

Perseo

Aunque también tiene sitio para las internacionales, aproximadamente la mitad de los fondos invertidos desde su fundación en el 2008 han ido a parar a startups españolas, como la salmantina Arbórea. Porque los drones también han llegado al sector eléctrico: la compañía, con sede en el parque científico de la Universidad de Salamanca, fabrica vehículos aéreos para realizar inspecciones en infraestructuras energéticas.

Arborea IntellbirdIberdrola también ha apostado por los sensores, otro fuerte en su área de especialización. A su desarrollo se dedica su invertida Atten2, una compañía vasca que ofrece soluciones para la monitorización en remoto de lubricantes en el sector eléctrico. Atten2

La energía es también el hábitat natural de Repsol, que invierte en startups a través de su Fondo de Emprendedores de la fundación homónima. Es por eso que, en su último proceso de selección, pasaron la criba dos firmas españolas de seguridad de infraestructuras —la cántabra BulgeOne, especializada en refinerías y la bilbaína Muon Systems— y una plataforma para la gestión de puntos de recarga de coches eléctricos, la tarraconense Place to Plug.

Fondo de Emprendedores Fundacion RepsolPlace to Plug

Pero no solo de la energía vive una petrolera. También emplea la estrategia del corporate venturing en España en el sector fintech. Si a finales del 2017 la empresa invertía en la plataforma de blockchain barcelonesa Finboot, destinada a automatizar transacciones bancarias, a principios de este año adquiría el 70 % de la plataforma digital Klikin de reserva, pago y gestión de promociones para conectar negocios locales con clientes.

El objetivo de esta última operación, según explicaban sus responsables, es integrarla con su aplicación de pago en estaciones de servicio Waylet, con el fin de que pueda utilizarse de manera universal más allá de las gasolineras.

KlikinPor otro lado, a Repsol le ha picado el gusanillo de la economía colaborativa y posee acciones de las plataformas WeSmartPark y DriveSmart, que ofrecen soluciones digitales de movilidad. La primera conecta plazas vacías y conductores que buscan aparcamiento, mientras que la segunda reta a los usuarios para premiarles por la conducir de forma segura. We smart park

 

3. Banca: servicios financieros online y big data

En el terreno del corporate venturing en España, el Banco Santander lanzó su brazo inversor Santander InnoVentures en julio del 2014, con 100 millones de euros para ser destinados a startups de cinco líneas principales del sector fintech:

  1. Plataformas digitales que ofrecen servicios financieros (como seguros)
  2. Comercio electrónico
  3. Online lending
  4. Sistemas de e-financial investments
  5. Todo lo relacionado con análisis de big data

Santander InnoventuresAunque no hay ningún nombre español entre las 15 startups que ha financiado desde sus inicios, sus pasos dicen bastante sobre las tecnologías con más potencial en el sector. Durante los primeros años apostó por MyCheck y los pagos móviles y por Cyanogen (ahora Lineage), una empresa que desarrolla sistemas operativos seguros y personalizados basados en Android. MyCheck

Sin embargo, las últimas incorporaciones de la entidad presidida por Ana Botín a través del corporate venturing en España reflejan un cambio de tercio hacia la inteligencia artificial con inversiones en las startups Pixoneye —una plataforma que permite crear un perfil del consumidor a partir de fotos en su móvil— y Gridspace, cuyos algoritmos analizan los sentimientos de las personas que llaman a los servicios de atención al cliente.

Su última apuesta ha sido la estadounidense Roostify, empresa que permite digitalizar el proceso de firma de hipotecas, mientras que otra de sus inversiones más recientes refleja una tendencia que afecta a todo el sector bancario. Desde el pasado mes de enero, la Unión Europea exige a las entidades bancarias que abran sus redes y bases de datos a startups fintech para fomentar la competencia. Con el fin de adaptarse al cambio, Santander ha apostado por la startup británica Curve, una plataforma que conecta todas las tarjetas bancarias de un cliente a una aplicación para gestionar los pagos.

Otro banco, el BBVA, también tiene experiencia en el corporate venturing en España. Además de su programa anual de innovación para emprendedores Open Talent, financia startups fintech a través de la gestora de capital riesgo independiente Propel Venture Partners.

Propel Venture PartnersCon este objetivo, la entidad ha elegido el modelo del corporate venturing en España para invertir en la plataforma de transacciones bitcoin Coinbase y el banco móvil británico Atom. Aunque le van más las compras, como bien elogiaban desde SEP. Entre sus adquisiciones figuran el banco digital estadounidense Simple y la startup española Madiva, una empresa patria especializada en big data y servicios en la nube que ha conservado su marca independiente. Madiva Soluciones

 

4. ¡Hasta Amancio Ortega se apunta al corporate venturing!

Si bien los anteriores son algunos de los nombres más destacados del panorama del corporate venturing en España, cada vez son más las grandes empresas que se suman a la tendencia, aunque sea de forma más modesta.

Un buen ejemplo es Ferrovial, que lleva varios años trabajando con startups y lanzó a finales del 2017 su iniciativa de innovación BuildUp! para buscar proyectos emergentes que proporcionen soluciones útiles para la firma, como las relacionadas con la seguridad de los operarios.

Y, por supuesto, no podía faltar en la lista el grupo Inditex. El gigante de la moda practica el corporate venturing a través del fondo profesional Uninvest, del que también son socias las universidades de Compostela, de Vigo y de A Coruña, además de otras empresas gallegas.

UninvestLas startups invertidas hasta la fecha por el fondo pertenecen a distintos ámbitos científicos y tecnológicos, aunque predominan las del sector médico. En su cartera figuran unas 13 compañías, tres de ellas centradas en la creación de fármacosGenmedica Therapeutics, Centauri Biotech y Algenex— y el resto relacionadas con la biotecnología agraria y la nanotecnología. Una excepción es Situm, una empresa que ha desarrollado un geolocalizador para interiores, pensado para que el usuario se ubique en instalaciones como hospitales, centros comerciales y aeropuertos. Genmedica Therapeutics

Situm

CORPORATES Y STARTUPS: UNA BUENA SIMBIOSIS

Todas estas startups se han beneficiado ya del modelo de innovación híbrido del corporate venturing en España. La estrategia les permite contar con el apoyo y la financiación de grandes empresas patrias que, en la mayoría de ocasiones, están dispuestas a darles cobijo bajo su amplio paraguas corporativo.

Si en tu corporate buscáis acercaros a la innovación desde el mundo startup, ¡ponte en contacto con nosotros!

¿Quieres unir tu corporate al mundo startup?

¡Escríbenos!

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInShare on Google+

Comentarios