Cinco tipos de startups en los que querrás invertir en 2016

Categoría: Analisis Comprendiendo cómo invertir en startups

Con la llegada de 2016 viene lo de siempre: los propósitos para el nuevo año, los próximos desafíos… y también, por qué no, un análisis de nuestra vida profesional y de aquellos sectores en los que deberíamos movernos.

Si eres inversor, puede que haya una pregunta que te asalte: ¿cuáles son los sectores de startups más potentes para 2016? Si te has hecho esa pregunta, te la respondemos nosotros:

1.- FINTECH

Una de las apuestas seguras de este año, sin duda. Y es que ya han quedado atrás los tiempos en que las startups de fintech eran un bicho raro en el que las grandes compañías ni se fijaban. A día de hoy, cada vez son más las compañías que están ayudando a construir una industria más que sólida.

Por ello, los grandes bancos no hacen más que acercarse a este subsector en alza. Y, aparte de las iniciativas de las startups que van naciendo cada poco, las grandes corporaciones también están saliendo de compras, con lo que quizá te gustaría invertir en alguna pequeña compañía. Si tienes suerte, el exit podría llegar muy pronto.

Y si no te crees que las grandes empresas (sobre todo bancos) están apostando por este tipo de compañías, échale un ojo a la actividad inversora de iniciativas como Innoventures, BBVA Ventures, Fundación de la Innovación Bankinter o Telefonica Ventures, por ponerte sólo algunos ejemplos.
Santander InnoventuresBBVA Ventures

Telefonica VenturesFundación de la innovación Bankinter

2.- INTERNET OF THINGS

La niña bonita del emprendimiento tecnológico actual en cualquier rincón del mundo. Y créenos: los inversores se están peleando por invertir en este tipo de tecnologías.

Y es que quizá aún no tengamos muy clara la adaptación real de los productos del IoT por parte de los usuarios, pero lo que está claro es que, de salir bien la cosa, puede ser muy rentable para todos.

Internet of things: una visión del sector de moda en España

De hecho, según un estudio de Cisco, el mercado del internet de las cosas va a generar un negocio de 19.000 millones de dólares en los próximos diez años.

Si quieres conocer algunas de las startups españolas más punteras en este campo, puedes verlas aquí.

3.- SALUD

Lo decíamos hace poco: una de las mayores ventajas de que la tecnología llegue a todas partes es que no sólo sirve para hacer redes sociales o conectarnos con la gente, sino también para ponerla a disposición de la sanidad y la salud humana.

Por eso, todos los proyectos centrados en salud, biotecnología, apps de seguimiento para enfermos, wearables o marketplaces de servicios relacionados con la salud están teniendo un especial auge en todo el mundo.

Y España no es una excepción, aunque quizá haya empezado un poco más tarde que otros países. Pero eso tiene una indudable ventaja: es probable que puedas descubrir startups con mucho potencial que aún tengan sitio para nuevos accionistas en el reparto de su tarta.

4.- DATOS

Seguramente sea uno de los sectores con menos glamour de cara al usuario, pero dentro del mercado del B2B (con grandes ventajas para invertir) y del saas (software as a service) está siendo una auténtica revolución.

Y es que los datos como tal no constituyen un subsector en sí mismo, sino, más bien, una herramienta que permite innovar en muchísimos subsectores. Porque, una vez que una empresa es capaz de medir y analizar de datos, puede hacer casi cualquier cosa con ellos: decidir si una inversión es buena o mala, predecir el tráfico, analizar el comportamiento de un cliente en un supermercado

Y dentro del mundo de los datos, mucho ojo a las startups especializadas en mapas, que cada vez son más requeridas por parte de medios de comunicación y por toda la industria que gira en torno a los coches autónomos.

5.- ECONOMÍA COLABORATIVA

Vale, aquí seguro que ni siquiera nos ponemos de acuerdo. ¿Qué es exactamente economía colaborativa? ¿Qué es y –sobre todo– qué no es?

Por generalizar un poco, definamos la economía colaborativa como aquella que pone en contacto a usuarios (profesionalizados o no) que van a hacer transacciones económicas entre ellos. Y la startup que haga de intermediaria entre ellos, evidentemente, se lleva un porcentaje.

Y la cosa está clara oiga: los problemas de Uber (que en 2016 volverá a España, ojo), el debate sobre Blablacar, el de Cabify, las asombrosas rondas de financiación de Wallapop, la millonaria irrupción de su competencia española… ¿todavía tienes dudas de que estamos ante un subsector en pleno movimiento y que (quizá) deberías meter ahí tu dinero?

Imagen: Japanexpertena (Licencia CC).

¿Quieres invertir con los mejores?

¡Regístrate en Startupxplore!

C. Otto

Periodista freelance. Escribo de economía, emprendimiento, empleo y tecnología en El Confidencial, El Mundo, Antena 3, Startupxplore, Yorokobu...

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInShare on Google+

Comentarios