Cómo entrarle a un inversor… y que no te haga la cobra

Categoría: Guías

Si estás montando una startup (o la has montado ya), seguro que lo habrás oído mil veces: tienes que conseguir a un inversor que te dé dinero para tu proyecto.

Pero, ay, amigo, ¿y eso cómo se hace? Vale que cada vez hay más business angels en España y fondos de inversión, pero cada vez hay también más startups que luchan por la inversión, sobre todo en las fases iniciales.

Nadie tiene la fórmula mágica, pero hoy te ofrecemos algunos consejos para entrarle a un inversor y, al menos, conseguir que no te haga la cobra:

1.- NO ENTRES A DEGÜELLO

Cuando te gusta alguien en una discoteca no te tiras directo a su yugular, ¿verdad? Bueno, o sí, tú sabrás lo que haces… En cualquier caso, sabes que no es la mejor forma, ¿no? Pues con los inversores pasa lo mismo. Si puedes conseguir que un intermediario te lo presente (vía online u offline), mejor que mejor.

Si no tienes a nadie, puedes entrarle en algún evento de inversión o emprendimiento, ya que estará más receptivo (pero ojo, cuidado con el networking). Si tampoco consigues eso, entonces, ya sí, plantéate entrarle por email o Linkedin. Pero cuidado con ir como elefante en cacharrería, avasallando y con un discurso comercial. ¿Recuerdas cómo te sientes cuando te llama un operador de Jazztel? Pues él sentirá algo muy parecido. Haz todo lo posible por no parecer desesperado (aunque quizá lo estés).

Descubre a los mejores inversores

2.- ATEMPERA TU ENTUSIASMO

Como dice Luis Martín Cabiedes, el entusiasmo, la energía y el brillo en los ojos son características típicas de los buenos emprendedores… y de los malos. Por tanto, tu exagerado optimismo puede acabar siendo tu mayor enemigo:

“Todos los emprendedores buenos son comprometidos, son trabajadores, son buenos comunicadores, todos tienen el famoso brillo en los ojos… Eso lo tienen todos los buenos… ¡y todos los malos! ¡Son exactamente iguales! Eso no me sirve para discriminarlos”. (Luis Martín Cabiedes)

Cabiedes & Partners

Por tanto, no olvides tu entusiasmo en casa, pero tampoco sobreactúes. Intenta demostrar que eres una persona entusiasta, sí, pero también sacrificada, talentosa y trabajadora (casi ná).

3.- EJECUCIÓN, EJECUCIÓN Y EJECUCIÓN

Ya hemos hablado alguna vez de la diferencia entre idea y ejecución y hemos llegado a la conclusión de que, salvo rarísimas excepciones, tu idea no vale prácticamente nada. Por ello, tanto si tu startup está montada como si está por montar, el discurso sobre tu idea le valdrá de muy poco al inversor.

En su lugar, márcate a fuego estas tres palabras: ejecución, ejecución y ejecución. ¿Qué queremos decir con esto? Que no dediques tanto a decirle lo que quieres hacer con tu proyecto o a a explicarle de qué manera piensas hacerlo. Enseñale cómo lo estas haciendo, y sobre todo, ofrece métricas de tracción. Al final, los grandes objetivos se los puede poner cualquiera, pero sólo los buenos ejecutores pueden optar a alcanzarlos.

4.- HÁBLALE DE TU EQUIPO

Una de las cosas en las que más se fijan los inversores (y menos los emprendedores): el equipo. Si hablábamos antes de que la ejecución es la clave de tu proyecto, lo cierto es que la clave de tu ejecución será tu equipo.

Si has conseguido que el inversor muestre un mínimo de curiosidad por tu proyecto, háblale del equipo que lo forma. Tampoco le des la brasa contándole la vida y milagros de cada uno, vaya, pero seguramente le guste saber si tu equipo es multidisciplinar, si os complementáis unos a otros, si tenéis cubiertas todas las áreas necesarias (negocio, marketing, tecnología…etc).

5.- NO LO MONOPOLICES

Tengo un amigo que, cuando salimos por la noche, no deja títere con cabeza (ya me entiendes). Otro amigo siempre nos dice lo mismo: “Lo malo de este tío es que les da tanto la vara que acaban hartas… ¡y así no hay forma de que entremos los demás!”.

Pues oye, lo mismo te digo. Si ves que el inversor muestra interés, propónle quedar otro día. Si por el contrario está empezando a hacerte la cobra, intenta darte cuenta y despídete educadamente. Si no, le estarás quitando tiempo de ver a otra gente. Maldícele si quieres, pero déjale.

Crédito de la foto: Playing Future (Licencia CC).

¿Quieres conocer a los mejores inversores?

¡Regístrate Startupxplore!

C. Otto

Escribo sobre economía, emprendimiento, empleo y tecnología en El Confidencial, El Mundo, Antena 3, Startupxplore, Yorokobu...

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInShare on Google+

Comentarios

Sin respuesta para "Cómo entrarle a un inversor… y que no te haga la cobra"