¿A comerse el mundo? Por qué cuesta la internacionalización (aunque a las ‘startups’ les va mejor)

Categoría: Analisis

La mayoría de pymes en España quieren crecer más allá de nuestras fronteras. Así lo afirmaba el Estudio sobre la internacionalización de la empresa española realizado por la Cámara de Comercio el año pasado. El 70 % de los 1.300 directivos de pequeñas y medianas empresas exportadoras que participaron en este análisis consideraba que la internacionalización “ha sido clave para superar la crisis” y un 80 % afirmaba que su empresa seguiría “invirtiendo en su expansión internacional en los próximos años”.

Ahora bien, el estudio también reflejaba ciertas sombras. Para menos de la mitad (el 45 %), el negocio internacional era más rentable que el doméstico y la mayoría no parecía satisfecho con sus avances: el 77 % consideraba que su proporción de negocio internacional debería crecer más en los próximos años.

Más allá de las pymes que apuestan por otros mercados, la realidad global es bastante distinta. Según los datos del ICEX (Instituto Español de Comercio Exterior), el año pasado se cerró con más de 147.000 empresas exportadoras, tan solo un 4,55 % del total. El porcentaje de compañías que exportan regularmente ha aumentado, pero el crecimiento ha sido muy ligero. Además, las ventas exteriores españolas están demasiado concentradas: 100 compañías acaparan el 39,2 % de las exportaciones.

FOTO_2

 

Pese a estas cifras, Alicia Montalvo, directora general de cooperación institucional y coordinación de ICEX, aseguraba hace unos meses que los directivos habían entendido que la internacionalización era “la vía para crecer” y una “opción estratégica”, pero añadía que a las empresas patrias aún les quedaba mucho por hacer de puertas para fuera. Precisamente esta institución ayuda a las pymes españolas que desean internacionalizar su negocio y consolidar su presencia en el exterior a través de su programa de apoyo ICEX Next.

Ahora bien, ¿qué piedras se encuentran por el camino las pymes para internacionalizarse, además de su limitada dimensión corporativa? Según el citado estudio de la Cámara de Comercio, el 56 % de estas compañías considera que la falta de financiación es su principal obstáculo. La selección de un socio comercial o industrial en el mercado de destino y los aspectos regulatorios son otros de los problemas que citaban los directivos encuestados.

Las startups, más financiación y más éxitos

Pese a que la financiación sea un obstáculo para todas las pymes, la situación es mucho más halagüeña para las startups. Según las estimaciones de la Asociación Española de Capital, Crecimiento e Inversión (Ascri), las startups españolas recibieron 659,4 millones de euros de financiación el año pasado, un 83 % más que el ejercicio anterior. La inversión extranjera en startups españolas aumentó el año pasado un 152 % hasta llegar a los 388 millones de euros, lo que muestra que los inversores de otros países también se fijan cada vez más en los emprendedores españoles.

“La startup española cada día nace más con una concepción global” María Benjumea

Pese a que la inversión disminuyó en los últimos meses del año, el rearme de tres nuevas gestoras de fondos de capital riesgo (Nauta Capital, K-Fund y Kibo) y la creacción de Nuclio Venture Builder, una incubadora fundada a principios de año por el emprendedor y business angel Carlos Blanco, demuestran que la maquinaria de la inversión sigue funcionando.

Nuclio“Hay muchos fondos nuevos y mucho dinero disponible para invertir en startups”, señala François Derbaix, cofundador y CEO del gestor automatizado de inversiones Indexa Capital, a Startupxplore. “Hay muchos ejemplos entre las startups españolas que han crecido mucho a nivel internacional, hay ejemplos de startups españolas que son líderes en Italia, como eDreams, Idealista, Infojobs… y no tengo en mente ninguna italiana que sea fuerte en España, por comparar”, señala este emprendedor e inversor. 6012029995_75d09b3868_b El portal de ofertas Tiendeo, que consiguió estar presente en 31 países en menos de cuatro años, o la startup que vende kits para tejer por internet We are Knitters, que planea facturar este año cinco millones de euros y cuyo negocio en Estados Unidos supone ya un 30 % de sus ingresos, son dos ejemplos de empresas internacionalizadas con éxito a juicio de este inversor. We Are Knitters

Hawkers, que acaba de recibir una inversión de 50 millones de euros y ya ha extendido su imperio de gafas de sol a otros países europeos, además de a Estados Unidos o China, es otro caso de éxito: su mercado de inicio solo supone ya el 37 % de sus ventas.

HawkersLas empresas españolas incluso están seduciendo en los últimos meses a otras compañías extranjeras: eBay compró la web de reventa de entradas Ticketbis por 150 millones de euros y el gigante francés Vente-Privee se ha quedado con el portal de comercio electrónico Privalia por 500 millones de euros. Ticketbis

“La startup española cada día nace más con una concepción global, sabiendo que no nace para España, que puede nacer para un mercado español pero sabe que tiene un mercado global. Creo que esa es una evolución que está habiendo que es realmente importante”, confirma María Benjumea, presidenta y fundadora de Spain Startup, organizadora del South Summit, un evento que reúne anualmente a emprendedores e inversores.

Eso sí, desde Spain Startup no reivindican que la internacionalización sea rápida ni sencilla: adaptar el producto a los diferentes mercados y pensar en la rentabilidad a largo plazo son dos de sus consejos para emprender una aventura en otros países.

… pero la internacionalización no es para todos

Pese a los numerosos casos en los que a las startups españolas les está yendo bien la travesía internacional, también hay unos cuantos fracasos sonados.

“Creo que tendemos a subestimar las especificidades locales y la dificultad de internacionalizar un negocio” François Derbaix

Uno de ellos es el de Nonabox, una startup que vendía productos para el cuidado del bebé. “La vía en la que se internacionalizaron fue abriendo oficinas en distintos sitios”, recuerda Benjumea. “La inversión que necesitan para eso es inmensa y no quiere decir que la inversión tenga mayores garantías de éxito”. La propia Izanami Martínez, su cofundadora, reconocía en una entrevista con Startupxplore que crear una estructura en cada país al que querían expandirse fue un auténtico error.

“Creo que tendemos a subestimar las especificidades locales y la dificultad de internacionalizar un negocio”, añade por su parte Derbaix. “He visto muchos casos en que se empuja a la startup a internacionalizar cuando no estaba preparada. Es mucho más costoso de lo que uno se imagina”.

Este emprendedor belga habla por experiencia: la expansión internacional de Toprural, el servicio web que fundó en el año 2000, no salió nada bien. “Internacionalizamos muy pronto, pensando que el sector del turismo urbano similar al español y no era el caso: de 12 países donde hemos abierto Toprural, realmente con éxito solo tuvimos dos”.

En base a su experiencia, Derbaix ofrece varios consejos que cualquier emprendedor debería tener en cuenta antes de decirse a internacionalizar su negocio. Hay, al menos, cinco claves:

    • Internacionalizar no es la fórmula del éxito para todas las startups. “Intento huir de las recetas universales […] hay mercados donde tiene sentido y hay mercados donde no tiene sentido”, señala el emprendedor e inversor. A su juicio, una de las empresas que ha acertado al no internacionalizarse ha sido Milanuncios, al ser un negocio local y muy difícil de expandir. Pese a ello, su éxito hizo que el grupo Schibsted, propietario de Segundamano o Fotocasa, comprara esta web por 50 millones de euros. Así que preguntarse si compañías del mismo sector han tratado de expandirse con antelación es una buena idea antes de ponerse manos a la obra.

Milanuncios

  • El emprendedor debe tirar del carro. “Mi experiencia es que cuando los inversores tratan de pilotar [la internacionalización] no funciona bien”, señala Derbaix. El CEO de Indexa cree el emprendedor debe liderar la estrategia. En este sentido, contar con un equipo de trabajo que ya sea internacional puede aportar ciertas ventajas. “Si ya tienes una cultura diversa dentro de tu propia compañía, eso a la hora de moverte de un país a otro ayuda”, coincide María Benjumea, que también cree que involucrar al equipo en el proyecto a medida que se hace más grande también es fundamental.
  • Las prisas no son buenas. O la startup es internacionalizable por naturaleza (por ejemplo, Carto, que al funcionar como Software as a Service (SaaS) puede ser adaptable en cualquier lugar del mundo) o es mejor que se lo tomen con calma. “El modelo ideal es tener un negocio sostenible y rentable en España y buscar financiación para expandirlo”.
  • Busca inversores en casa y luego fuera. Recibir primero el apoyo de un fondo de venture capital español para obtener una “validación local” y buscar el apoyo después de uno extranjero para que impulse la expansión internacional es el mejor camino a seguir. No en vano, ya hay fondos extranjeros tan relevantes como Accel Partners (detrás de proyectos como Facebook, Dropbox o Spotify) que se han fijado en las startups españolas: este fondo apostó por Carto, Packlink o Wallapop.
  • Mejor ser líder en un país que fracasar en muchos. Expandir una empresa por todo el mundo contribuye sin duda a que su crecimiento sea mayor. Pero, ¿y si fracasamos en el intento? Aunque Derbaix anima a todos los emprendedores a internacionalizar su compañía, reitera que en muchos casos es mejor ser fuerte a nivel local. “Es mejor ser número 1 en un país que número 2 en varios”.

Así que, aunque cada vez más las empresas en general vean la internacionalización como una asignatura pendiente y numerosas startups españolas en particular estén saliendo fuera de nuestras fronteras, no hay que pensar que la expansión internacional va a ser un camino fácil o necesario para todas. 

Fotos: Pixabay y  Frankilieon | Flickr (3)

Únete a la mayor comunidad de startups e inversores

¡Regístrate en Startupxplore!

Cristina Sánchez

Cuento historias de tecnología y me apasionan los robots.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInShare on Google+

Comentarios

  • Dayana Posse

    Hola Cristina! Muy interesante este Blog, actualmente realizo mi tesis y me gustaría agregar algunos aportes que parten de lo que he leído aquí, pero como sabes, no puedo citar de blogs, me ayudarías regalándome información de tus fuentes?