¿Por qué crear un fondo de inversión cuando todo parece derrumbarse?

Categoría: Analisis

Durante el primer trimestre de este año, la inversión de riesgo en startups europeas ha sumado 2.400 millones de euros, lo que supone una caída del 29% respecto al último de 2015, según el último informe de Dow Jones VentureSource. El mismo análisis revela que también ha disminuido en un 12% el número de acuerdos conseguidos por las empresas.

En nuestro país, los datos apuntan en la misma dirección: a finales del año pasado, la inversión en proyectos españoles disminuyó en 500 millones de euros frente a meses anteriores, mientras que a nivel mundial el bajón superó los 10.000 millones.

Los números refrendan los pronósticos de quienes señalaban un cambio en las corrientes que rigen el océano del capital privado. Luis Martín Cabiedes, de Cabiedes & Partners, nos indicaba hace poco que la desaceleración es consecuencia de un cambio de actitud de los inversores que, tras la caída de las bolsas europea y estadounidense y la revalorización de muchas empresas, “se dieron cuenta de que estaban perdiendo dinero”.

“La incertidumbre de la situación política y económica de España ha influido en el frenazo inversor” Carlos Blanco

Sin embargo, el emprendedor y business angel español Carlos Blanco no cree que haya cambiado la actitud de los inversores, y asegura conocer a muchos profesionales de otros sectores interesados en inyectar capital en el ecosistema startup. La desaceleración se debe, según Blanco, a la coincidencia de diferentes factores. Por un lado, en los últimos meses “había muchos fondos de capital riesgo todavía en etapa de fund raising, por lo que todavía no estaban en situación de invertir”, nos explica. Y por otro,  “la incertidumbre de la situación política y económica de España también han influido en el frenazo inversor”, dice.

Pero la actividad continúa, como demuestra el nacimiento de nuevos proyectos de inversión que no tienen miedo al aparente declive. Uno de ellos es precisamente Nuclio Venture Builder, una incubadora fundada a principios de año por Blanco. “Seremos muy selectivos y exigentes, dando preferencia a emprendedores que hayan tenido un buen track record en etapas anteriores o tengan un proyecto muy disruptivo que nos motive mucho”, explica. Su objetivo es ser ágiles en la selección, “sin tener miedo a parar proyectos que no sean viables”, para evitar perder tiempo y recursos.

Nuclio Venture BuilderAdemás, “Nuclio invertirá entre 50.000 y 150.000 euros en todos los proyectos para que puedan desarrollar el MVP [producto mínimo viable] y arrancar el negocio lo antes posible”, prosigue Blanco. La inversión saldrá del fondo de capital de riesgo Encomenda, que el business angel ha fundado simultáneamente, y que “invertirá un millón de euros al año en la fase inicial de las startups”, aunque todavía, advierte Blanco, se encuentran en los trámites iniciales para su constitución. “Empezaremos el fundraising dentro de pocas semanas, pero creemos que lo conseguiremos rápido y con éxito, porque estamos bien posicionados y somos un buen equipo”. Encomenda

Además de Encomenda, existen otros proyectos inversores que han visto la luz recientemente. Es el caso de la sociedad gestora de Capitana Venture Partners, una firma de capital de riesgo especializada en financiación en fases tempranas que ha constituido en marzo el Capitana Tech Fund FCR, su vehículo de inversión destinado a startups del sector tecnológico y digital.

Capitana Venture PartnersTambién se han sobrepuesto al presunto bache los socios del fondo K-Fund, entre los que se encuentra Iñaki Arrola, cofundador de Vitamina K. Sus inyecciones de capital no solo se dirigen a las empresas más innovadoras sino también, de nuevo, a las “más centradas en el cliente”.

Aunque Blanco no cree que la burbuja de la inversión haya llegado a España, sí admite que “ha habido un exceso de valoraciones al alza”. Por esta razón, “los inversores profesionales preferimos esperar a tener buenas oportunidades y dejar de lado proyectos con valoraciones absolutamente desorbitadas”, señala.  Pero dice estar “invirtiendo más que nunca”.

“Los fondos internacionales no paran de decirnos que en España tenemos suerte porque aquí podemos encontrar buenas oportunidades a precios asequibles, algo muy difícil en otros mercados europeos y en el americano”, explica Blanco. “En la fase semilla sigue habiendo muchas opciones, el problema es que ha habido muchos fondos de inversión que se han ido a rondas posteriores, lo que quizá haya originado un desequilibrio”.

calculator-calculation-insurance-finance-accounting

El business angel considera que no hay ninguna razón en la actualidad para no impulsar un fondo de inversión, siempre que se conozcan las nuevas reglas del juego: “Los circuitos que siguen los proyectos buenos para llegar a conocimiento de los inversores están cambiando”, indica.

“Los inversores profesionales preferimos esperar a tener buenas oportunidades y dejar de lado proyectos con valoraciones absolutamente desorbitadas” Carlos Blanco

Antes, los fondos “estaban acostumbrados a que los emprendedores fueran en su busca”, señala Blanco. Sin embargo, cada vez más, las iniciativas de calidad se encuentran ligadas a venture builders y aceleradoras, y “muchos fondos no se están adaptando a estas nuevas reglas del juego en las que tienen que ir a buscarlas”.

En Nuclio, el proceso gira en torno a la filosofía lean startup, una estrategia para impulsar los negocios emergentes basada en el aprendizaje validado, los ciclos de desarrollo cortos y el progreso medido y analizado, donde no caben las sorpresas. “En pocos meses deberíamos poder comprobar la viabilidad de la startup”, señala Blanco.

También aplican lo que se conoce como bootstrapping, un pilar del emprendimiento low cost que, básicamente, se traduce en iniciar un negocio únicamente con los medios al alcance del emprendedor, sin financiación externa, avanzando únicamente gracias a los beneficios obtenidos de sus clientes. La tendencia, muy arraigada en Estados Unidos, no estaba extendida en España, donde “en muchas ocasiones se levantan rondas de inversión demasiado pronto”, asegura Blanco.

El inversor coincide con Cabiedes, que indicaba la necesidad de volver a las raíces para que los emprendedores pongan a los clientes en su punto de mira y no dependan únicamente del dinero externo. “Nos adentramos en un tiempo en el que gana el emprendedor que sea capaz de sacar adelante su negocio en el mercado”, explicaba el responsable de Cabiedes & Partners.  Pero la rueda de la inversión sigue girando.

Foto principal: The Orkla Group en Flickr (licencia Creative Commons)

¿Quieres invertir con los mejores?

¡Regístrate en Startupxplore!

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInShare on Google+

Comentarios