Plantas que cargan tu móvil y electricidad sin cables: las startups se atreven con la energía

Categoría: Comprendiendo cómo invertir en startups

No solo de movilidad vive el mundo de las startups. De hecho, aún hay varios sectores en los que los emprendedores pueden reclamar una parte de la tarta con una buena idea y siguiendo los pasos adecuados. Por utópico que suene, el energético es uno de ellos: la electricidad ya no es solo cosa de grandes compañías y hasta las startups cleantech han logrado hacerse un hueco.

STARTUPS CLEANTECH PARA CARGAR EL MÓVIL

Una de las muchas pruebas de que el sector energético representa también una oportunidad para las startups cleantech está en la española Bioo. Desde Barcelona, y tras levantar una ronda de financiación de más de 300.000 euros, su proyecto permite a los usuarios cargar sus teléfonos móviles a partir de la energía generada por una planta.

Bioo

Además de ese proyecto (aún en desarrollo), con el que Bioo se postula como eco startup ofreciéndose para cargar baterías desde un macetero gracias a la fotosíntesis de una planta, la compañía barcelonesa tiene mucho más que decir. Con otro de sus maceteros, ya en venta por 47 euros, la energía generada por la planta es utilizada para crear una pequeña red wifi desde la que conectarse a internet con el móvil.

Precisamente cargar las baterías de los smartphones es el principal objetivo de las startups que emprenden en el sector energético. Si Bioo hace su propuesta desde Barcelona, al otro lado del charco la empresa Arrow Electronics ha logrado recaudar hace unos meses más de 240.000 dólares (algo más de 200.000 euros al cambio actual). Lo hizo a través de la plataforma de crowdfunding Indiegogo, donde convenció a cientos de internautas con su Motherbox.

El dispositivo de Arrow Electronics permitiría cargar de forma inalámbrica cualquier teléfono móvil, gracias a un aparato emisor y un receptor colocado en la funda del móvil y conectado al puerto del smartphone. Así, la empresa estadounidense dedicada al sector energético propone ir despidiéndose de los cables gracias a la tecnología Bluetooth.

También en Estados Unidos, uBeam se postula como la startup energética por excelencia en lo que a la carga inalámbrica se refiere. No en vano, dese 2012, este proyecto creado por la exinvestigadora de la NASA Meredith Perry ha logrado recaudar más de 28 millones de dólares (cerca de los 25 millones de euros al cambio actual). Por si fuera poco, entre los inversores que han decidido apostar por esta startup que le ha declarado la guerra a los cables se encuentran prestigiosos nombres, como los de Marissa Mayer, Mark Cuban o Andreessen Horowitz.

Sin embargo, no hace falta ir hasta Norteamérica para encontrar una startup dedicada al sector energético que pretenda revolucionar la carga de algo tan cotidiano como un móvil o una tableta. La startup Minibatt, recientemente comprada por la también barcelonesa KPsport por medio millón de euros, se dedica asimismo al mundo de la carga inalámbrica. De hecho, colaboró en uno de los eventos del pasado Mobile World Congress facilitando a los asistentes carga inalámbrica para sus dispositivos móviles.

EMPRESAS ENERGÉTICAS PARA AHORRAR

No obstante, no todas las startups surgidas en el sector energético están relacionadas con la carga de ese imprescindible compañero que es el móvil. La también española Nubings propone una solución basada en el internet de las cosas para que cualquiera pueda ahorrar en su factura energética todos los meses.

La startup, apoyada por la aceleradora gallega ViaGalicia, ha creado un dispositivo que, por algo menos de 80 euros, analiza el consumo energético de un hogar para dar consejos a través de su propia aplicación con el fin de ahorrar hasta 300 euros anuales en luz. Para ello, estudia los hábitos de consumo y la electricidad que requiere cada electrodoméstico para su funcionamiento. Así, cada usuario podría llevar a cabo los ajustes necesarios para gastar menos, como cambiar la potencia contratada o renovar los aparatos menos eficientes de su hogar.

ViaGalicia

No se trata, ni mucho menos, del único proyecto español creado en torno al sector energético para poner sobre la mesa nuevas vías de negocio que permitan a los usuarios ahorrar algo de dinero cada mes. Así, otro ejemplo de empresa energética sería el de Mirubee, un aparato español de el internet de las cosas (de algo más de 100 euros) que permite hacer una radiografía del consumo energético de los hogares.

El Viejo Continente está apostando cada vez más por este tipo de proyectos

Por su parte, Ôasys hace lo propio respecto al consumo de agua. Un sensor colocado en el tubo basta para poder visualizar en una pantalla cuál es nuestro consumo. Además, el objetivo de esta startup del sector energético no solo es que los usuarios ahorren, sino que también se conciencien sobre la escasez de este preciado bien. Así, startups del sector energético como Ôasys se postulan, también, como eco startups.

EFICIENCIA GUARDANDO ENERGÍA

Además, el Viejo Continente está apostando cada vez más por este tipo de proyectos, aunque con objetivos mucho mayores que el simple (aunque importante) ahorro de los consumidores. Eco startups como la francesa Eco-Tech Ceram se encuentran en plena búsqueda de sistemas de almacenamiento de la energía más eficientes que los actuales.

En concreto, el proyecto del país vecino (que acaba de cerrar una ronda de financiación colectiva) propone un sistema de almacenamiento energético basado en materiales cerámicos que facilitaría al sector industrial hasta un 92 % de eficiencia. De esta forma, Eco-Tech Ceram podría almacenar el calor que se pierde en cualquier fábrica para reutilizarlo después. Más allá de su exitosa ronda de financiación, la tecnología creada por esta eco startup francesa ya ha logrado llamar la atención del gigante del sector del acero ArcelorMittal.

Por su parte, la holandesa Ecovat propone otro tipo de almacenamiento energético eficiente. En su caso, se trata de un sistema de almacenamiento térmico basado en el uso de gigantes tanques de agua subterráneos. “Con el almacenamiento de calor o frío en épocas de excedente para su uso en tiempos de escasez se consigue la independencia de la red existente. En épocas de un excedente de energía, no será devuelta a la red, sino que será almacenada para su uso posterior o su venta“, explican desde la empresa europea.

startups biotech almacenamiento térmico

Mientras tanto, otros proyectos llevan su naturaleza de eco startups hasta el extremo para animarse, directamente, con la producción de energía. Si bien se trata de algo que hasta ahora parecía exclusivo de compañías gigantes o de proyectos que apuestan por las energías renovables, la startup francesa HySiLabs propone apostar por el hidrógeno como combustible.

HySiLabs ha desarrollado una tecnología que mantiene las ventajas de un combustible líquido, sin generar emisiones. Consiste en un sistema de combustible líquido basado en hidrógeno que libera hidrógeno bajo demanda y lo consume directamente para una amplia gama de aplicaciones”, explican desde la web del proyecto. Por ahora, la eco startup francesa trata de centrar su apuesta por las energías renovables basadas en el hidrógeno como combustible en el interior de los edificios.

Sin embargo, desde la eco startup francesa no descartan que su proyecto de energía renovable también pueda ser útil de cara a una hipotética movilidad respetuosa con el medioambiente: no en vano, los coches del futuro podrían dejar de lado la gasolina para apostar por este tipo de ideas del sector energético más sostenible.

Así, ya sea para cargar nuestro inseparable teléfono móvil de una forma más económica y sin cables gracias a la energía generada por una planta o para ahorrar algo en la factura de la luz de los hogares e incluso de la industria, lo cierto es que el sector energético parece estar más vivo que nunca: lejos de estar enquistado en las grandes compañías energéticas que hasta ahora han dominado el mercado, un buen puñado de startups en las que aún es posible invertir demuestran a día de hoy que la innovación y el emprendimiento no están reñidos con el sector energético.

Es más, cualquiera que lo desee puede formar parte de proyectos que, como estos, trabajan ya en la revolución del sector energético desde eco startups. Sin ir más lejos, tú también puedes invertir en startups de alto potencial y acceder a grandes oportunidades de inversión de la mano de Startupxplore.

Además, Startupxplore permite aprender a coinvertir a través de su guía, mientras ofrece inversión en compañías en fase temprana pero con grandes perspectivas de crecimiento (y rentabilidad).

Foto: Pixabay

¿Quieres invertir con los mejores?

¡Regístrate en Startupxplore!

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInShare on Google+

Comentarios