7 consejos para montar una empresa sin jefes

Categoría: Guías

No podemos negar que montar una empresa sin jefes es la última moda, lo más sexy, responder a aquello de: “¿Quién es el jefe?” con una sonrisa.

Pero una cosa es la moda y otra la implementación, “porque lo importante no es la idea, es la ejecución”, que dicen los buenos. Y para eso, qué mejor que compartir con vosotros cómo hemos conseguido tener una empresa sin jefes después de 4 años empeñados en conseguir dicho propósito.

Soy Fernando Hidalgo, CEO (que no jefe) de Sopinet Software S.L., empresa dedicada al desarrollo de aplicaciones móviles y web para startups. Si eres CEO de una startup o empresa y te gustaría romper con el modelo jerárquico, estos son algunos consejos prácticos que te animo a seguir.

Sopinet Software

    ¿Por qué?

    Y antes de entrar a enumerar dichos puntos, me gustaría hacer un breve repaso sobre los motivos que nos llevaron a querer romper con un modelo tan consagrado y habitual como es la estructura jerárquica. Principalmente son 5:

    • Empoderar a cada una de las personas y facilitar un espacio donde puedan aportar más.
    • Crear una estructura que permita la felicidad y la igualdad de oportunidades y responsabilidades.
    • Compartir tanto el esfuerzo y los aspectos malos de una organización, como las recompensas y las buenas noticias.
    • Aportar valor al equipo que se encuentra en la empresa de manera que sientan el proyecto como suyo y evitar así que se vayan a otras compañías.
    • Divertirnos retando al modelo tradicional.

    Consejos para montar una empresa sin jefes

    1.- ESCUCHA ACTIVA

    No comiences una reunión o una conversación hablando. Si quieres formar parte de una empresa sin jefes simplemente calla, observa y escucha. Tampoco hace falta que respondas o des soluciones. Aguanta un poco esa energía y deja fluir al otro. ¿Por qué tendrías que liderar la conversación?

    Expertos en Dragon Dreaming como Jose Luis Alvarado nos han permitido despertar nuestros sentidos hacia los 3 pilares sobre los que se basa dicha metodología: yo, nosotros y el mundo.

    2.- LA CRUDA TRANSPARENCIA

    Sí, exponer esa información que tienes sobre ese proyecto que ha ido mal, sobre la previsión para los próximos meses, sobre cómo han ido las cosas durante el último trimestre puede hacer que baje la energía de todo el equipo, pero también demuestra que tratas a tus compañeros como adultos capaces de formar parte del mismo barco que tú. No dejes de lado la transparencia por muy cruda que sea. Cuanto más negativa sea la información que tengas más importante es que la transmitas demostrando la madurez que poseen también tus compañeros.

    Podríamos entender una empresa sin jefes como una familia sin padres controladores, abandonar la suerte sobreprotectora y dejar de engañar a los demás excusándonos en protegerlos de la cruda realidad.

    3.- SENTIR, OBSERVAR U OPINAR

    Cuando te expreses necesitas distinguir entre lo que sientes respecto a algo “Me siento muy triste por lo mal que va el proyecto”, lo que has observado: “La empresa, durante el último mes, ha tenido 3000€ de pérdidas”, y lo que opinas: “Creo que el mes siguiente el desarrollo irá mejor porque así lo indica…”.

    Es importante separar bien cada una de esas partes en las conversaciones, y enfocarnos en debatir respecto a opiniones, evitando siempre poner en duda los sentimientos de cada persona.

    Formadoras como Maria José Pedraza, educadora transpersonal y Facilitadora Mindfulness, usan herramientas como la Atención plena aplicadas al entorno laboral.

    4.- TU ROL, TUS FUNCIONES

    Define cuáles son tus funciones según tu rol, así como los demás compañeros también deben definir las suyas. Mantén reuniones con cierta frecuencia (tampoco excesiva, cada 1 ó 2 meses está bien) para revisar dichas funciones. Si tienes un documento general donde se expliquen esas funciones y la relación entre los roles sería genial. Una vez hecho esto nunca tomes una decisión que no te corresponda, respeta lo que otros compañeros decidan respecto a las funciones que les competen.

    A través de la Holacracia (basada a su vez en la Sociocracia) se analiza este tipo de funcionamiento por roles y sus reuniones de gobernanza. Un aspecto clave para mantener viva una empresa sin jefes.

    5.- LO QUE TÚ HAGAS SE PUEDE HACER

    Si puedes ausentarte de la oficina un día en el que te viene mal porque necesitas llevar a tu hijo a una actividad extraescolar súper interesante, tus compañeros pueden hacer lo propio. Si te permites dejar de trabajar durante un par de días porque te encuentras algo espeso o con asuntos personales que resolver, tus compañeros pueden hacer lo mismo. Si, además, no hace falta que “pidas permiso” a nadie para hacerlo, los demás tampoco necesitarán pedir permiso.

    Los límites y las libertades son las mismas para todos.

    Con tus acciones (además de con el documento formal explicativo correspondiente, de acuerdo) siempre pondrás de manifiesto lo que se puede hacer y lo que no.

    6.- LOS DATOS, JUSTOS Y NECESARIOS

    Lleva una medición apropiada de los datos relevantes de cada persona, incluido, por supuesto, de ti mismo. Si tenéis un modelo de trabajo por horas (especialmente recomendado para estructuras horizontales), asegúrate de medir la imputación lo mejor posible. Deja claro qué parámetros se usan, qué se espera de cada persona, dónde poder comprobar dichos datos y cuáles son los tuyos propios.

    Evita dejar a juicio subjetivo o personal decisiones como subidas salariales, despidos o contrataciones. Usa datos con los que poder razonar de manera objetiva sobre quién merece la subida de sueldo, seas tú o cualquier otro compañero.

    7.- ¡LA IMPORTANCIA DEL DESAYUNO!

    Si sois una startup que está empezando y tiene poca liquidez, lo normal es que desayunéis en la propia oficina. Habrá que poner las tostadas y el café cada mañana. No es de recibo que esa tarea la haga el becario o el último que entró en la empresa.

    Asegúrate de tener un sistema lo suficientemente justo para decidir a quién le toca hacer esa tarea. Si mides quién va a la oficina (físicamente) cada día, será “fácil” poder implementar un sistema que te indique a quién le toca poner el desayuno cada día en base al histórico de días que lo ha puesto y aquellos en los que va a la oficina.

    SopinetAzurBot, para Telegram, diseñado y desarrollado por Sopinet Software S.L.

    SopinetAzurBot, para Telegram, diseñado y desarrollado por Sopinet Software S.L.

    ¿Qué pasó después?

    Pues más de lo que esperábamos, lo que empezó como algunas pinceladas de querer ser diferentes, se ha convertido en una de nuestras mayores señas de identidad, y nadie concibe trabajar aquí sin esas características.

    Una empresa sin jefes ya no podrá volver a tenerlos, en caso de que aparezcan fugazmente, harán muchísimo daño, provocando huidas de personal y descontentos.

    Las personas, finalmente, se han empoderado, ahora saben cómo funciona su empresa, qué tienen que hacer, y qué necesitan hacer los demás, y cuando algo no está bien, lo reclaman, lo dicen.

    Un aprendizaje, un reto brutal, una experiencia enriquecedora tanto a nivel profesional como a nivel personal. Sonreímos cuando nos preguntan cosas como: “¿cuántos días te quedan de vacaciones?”

    Y, por último, recuerda

    Pon de manifiesto, en cada detalle, que no hay un lugar privilegiado para nadie, que la estructura es horizontal y el funcionamiento democrático , donde las personas son parte igualitaria e imprescindible de ella y que no existen excepciones ni decisiones a dedo. Mantén un alto grado de atención y revisión, ajuste y feedback, pues aunque no resulte fácil siempre, los resultados y el nivel de satisfacción que se logra bien lo merece…

    Imagen: Ryan McGuire (Licencia CC).

    ¿Quieres conocer a los mejores inversores?

    ¡Regístrate Startupxplore!

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInShare on Google+

Comentarios