Inversiones para cuidar a los demás: así funcionan las startups asistenciales

Categoría: Analisis

En España, 8,7 millones de personas superan ya los 65 años de edad según los datos del Instituto Nacional de Estadística, lo que supone el 18,8 % del total de nuestros habitantes. El envejecimiento de la población española continuará en los próximos años, por lo que el INE prevé que la tasa de dependencia (el cociente entre la población menor de 16 años o mayor de 64 y la población de 16 a 64 años) se eleve desde el 53,5 % actual hasta el 62,2 % en 2031. Estos datos justifican la aparición y el auge de las startups asistenciales.

Aunque se tienda a pensar que los jóvenes o los adultos de edad media son los principales beneficiarios de los proyectos emprendedores de base tecnológica, en los últimos años también han surgido empresas innovadoras centradas en ofrecer servicios de cuidado destinados a los cada vez más numerosos ancianos. Ya existen numerosas startups asistenciales en diferentes países nacidas con el objetivo de ayudar a los mayores y a los familiares que cuidan de ellos en casa.

De hecho, la encomiable misión social de estos proyectos atrae ya incluso a los grandes inversores. Un ejemplo es Honor, una de las startups asistenciales nacida en Estados Unidos. Creada en 2014, esta app que permite contratar a un cuidador para que pase un tiempo determinado con un anciano, ha recaudado 62 millones de dólares (51,8 millones de euros) en dos rondas de financiación que han contado con la participación de la prestigiosa firma de venture capital Andreessen Horowitz.

En España también han surgido algunas startups asistenciales que, al igual que Honor, ofrecen servicios de cuidado bajo demanda, a las que se suman otros proyectos destinados a que el emprendimiento beneficie a los ancianos y a otras personas dependientes, que también cuentan con el respaldo de algunos inversores.

asistenciales-1

MARKETPLACES PARA ENCONTRAR CUIDADORES

En muchas ocasiones, la experiencia propia lleva a los emprendedores a buscar una solución a sus problemas que también puede beneficiar a terceros. La madre de uno de los fundadores de la compañía barcelonesa Cuideo, una de las startups asistenciales españolas, padece alzhéimer y su familia no encontraba un profesional que la atendiera unas horas determinadas del día.

Ese fue el germen de este marketplace nacido en 2016 que pone en contacto a los familiares con cuidadores profesionales que ayudan al paciente de forma permanente o durante un periodo concreto a cambio de quedarse con una cantidad del precio pactado entre las partes. La compañía, presente en multitud de ciudades españolas, acaba de cerrar una ronda de financiación de 500.000 euros en la que han participado, entre otros, los inversores de la plataforma de equity crowdfunding The Crowd Angel. Gracias a ello, esta compañía pretende crecer y espera acabar el año con una facturación de un millón de euros.

Cuideo

Cuideo no es la única de entre las startups asistenciales que conecta a los allegados de los mayores con profesionales a través de una plataforma. De forma similar funciona la valenciana Cuidum, una agencia de colocación nacida en 2015. Ahora bien, presentarse como una startup orientada al cuidado de personas mayores y en situación de dependencia dentro del hogar, que supone una alternativa a las residencias, ha traído cola. El CEO de esta startup, ha asegurado que el “mal servicio” de algunas residencias fue el que hizo que se diera cuenta de que tenían un gran nicho de negocio. Cuidum

La startup ha asegurado que recibió “amenazas” por parte de la patronal de residencias y servicios de atención a la dependencia de la Comunidad Valenciana o de algunos sindicatos después de la campaña publicitaria que lanzó con el lema “Si me llevas a una residencia te desheredo”. Pese a ello, tras un programa de incubación en Demium Startups, este proyecto ha captado 500.000 euros en una ronda de financiación en la que ha participado el prestigioso fondo Cabiedes & Partners. Cuidum y Cuideo son un claro ejemplo de que los inversores cada vez muestran más interés por las startups asistenciales.

Aiudo
Aiudo o CuoreCare, dos proyectos que permiten encontrar asistentes para mayores y niños; Familiados, una plataforma de cuidadores de ancianos, enfermos y personas con discapacidad especializada en servicios puntuales; o Joyners, que permite solicitar a un profesional a través de una app, son otras de las startups asistenciales orientadas la búsqueda de profesionales del sector que han surgido en los últimos meses. Cuorecare

En general, estos marketplaces de cuidados para ancianos funcionan de forma parecida: los familiares buscan un cuidador que haya acreditado títulos y/o experiencia, además de definir la localidad y el momento en el que le necesitan. Después, pactan el precio o pagan el estipulado por la plataforma (según el caso) y reservan el servicio que más les interesa. De esta forma, todas estas startups asistenciales están dando una vuelta de tuerca a los cuidados de personas mayores y enfermos. Pero no son las únicas.

ÚLTIMA TECNOLOGÍA PARA LOS MAYORES

Además de las startups asistenciales especializadas en hacer de intermediarias entre los profesionales y el entorno del dependiente, también han surgido otras que pretenden hacer más fácil la vida de los ancianos que viven solos en su hogar o incluso ofrecerles herramientas para que se comuniquen y se mantengan activos gracias a la tecnología. SensovidaUn ejemplo es Sensovida, una compañía de teleasistencia destinada a aquellos mayores que viven solos, a personas con discapacidad o con movilidad reducida y a pacientes con demencia o alzhéimer que permite a sus familias asegurarse de que se encuentran bien en todo momento. Gracias a una pulsera inteligente que el usuario puede activar y a una serie de sensores instalados por toda la casa, el sistema monitoriza el hogar en todo momento para comprobar que sigue las rutinas diarias que la aplicación ha aprendido. Si detecta alguna situación anormal, el servicio avisará a los servicios médicos, policía o bomberos según el protocolo establecido. Además, los familiares estarán informados en todo momento de todo lo que le sucede a través de una app. Tras recibir 100.000 euros de financiación en sus inicios, Sensovida formó parte del programa de aceleración Orange Fab. La empresa vasca Ideable Solutions es otra de las startups asistenciales que han ideado nuevas formas de ayudar a los mayores. Esta empresa ha creado Kwido, una plataforma personalizable destinada a que el propio anciano se comunique con su médico, los responsables de su centro de día o determinados familiares. Gracias a su diseño intuitivo, los mayores puedan aprender a utilizarla para hablar por videollamadas, realizar juegos de estimulación cognitiva o compartir imágenes. Una original propuesta que el año pasado fue reconocida como el proyecto más innovador a nivel estatal en el programa Aging 2.0. Global Startup Search. Ideable SolutionsPor su parte, Discubre, un buscador de productos del sector de la ortopedia y la discapacidad que permite comparar entre diferentes tiendas online, acaba de recaudar 130.000 euros a través de la Bolsa Social, una plataforma de equity crowdfunding que apoya proyectos con un impacto social o medioambiental. Con el dinero recaudado, sus fundadores pretenden crear una app para donar e intercambiar productos de forma gratuita. Las startups asistenciales pueden así contribuir a que cualquier familia pueda permitirse ayudar a sus mayores. Discubre

STARTUPS ASISTENCIALES Y EMPRESAS CAPTANDO TALENTO

La tercera edad no es solo el público objetivo de algunas empresas, sino que sus miembros también pueden estar detrás de las startups asistenciales destinadas a mejorar la vida de los que comienzan a sufrir achaques. El ya mencionado programa Aging 2.0. es buena muestra de ello.

Esta plataforma, cuyo objetivo es acelerar la innovación para mejorar la vida de los ancianos y ya está presente en una veintena de países, aterrizó el año pasado en Barcelona integrando a los mayores desde el primer momento: buscó en la Ciudad Condal a mayores de 60 años apasionados por las nuevas tecnologías para que trabajaran como consultores de los proyectos dirigidos a ayudar a ese nicho de población. Al fin y al cabo, ¿quién mejor que ellos para crear las startups asistenciales del futuro?

asistenciales-2

De la misma forma, la entidad de innovación social mYmO sin ánimo de lucro quiere destacar la importancia del talento sénior empleando a personas de más de 50 años para que se involucren en sus proyectos de innovación social. Una loable misión teniendo en cuenta que crear una empresa pasados los 50 no es lo habitual en España.

Pese a ello, tras analizar los datos de 104 países, el prestigioso Global Entrepreneurship Monitor destacaba recientemente que el número de adultos mayores que trabajan por cuenta propia supera al de los jóvenes. En concreto, el 18 % de los adultos de entre 50 y 64 años y el 13 % de los que tienen entre 65 y 80 años son trabajadores por cuenta propia, mientras que tan solo el 11 % de los jóvenes de entre 18 y 29 años lo son. Según el informe, estos datos demuestran que los programas de apoyo a los emprendedores no solo deberían estar orientados a los más jóvenes, sino también a los innovadores de edad más avanzada.

Ahora bien, más allá de que el emprendimiento no tenga edad, el envejecimiento de la población está provocando, como hemos visto, que las startups destinadas a los mayores estén en auge.

Si te interesa invertir en compañías que estén en un sector en auge como éstas, en Startupxplore podrás hacerlo de manera rápida y segura. Pero, si todavía eres nuevo o nueva en la inversión en startups, aquí podrás aprender cómo invertir, para que puedas hacerlo de una manera sensata creándote una cartera diversificada y equilibrada de inversión en compañías emergentes.

Imágenes: Pixabay y Unsplash.

¿Quieres invertir con los mejores?

¡Regístrate en Startupxplore!

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInShare on Google+

Comentarios