Microfondos de capital riesgo: cualquiera puede ser inversor (y las cifras lo demuestran)

Categorías: Akademia

Importante

¿Sabes cómo invertir bien en startups? Aprende de los mejores business angels, analistas y VCs de España. Echa un vistazo a nuestro curso online de inversión en startups.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInEmail this to someone

Ni son fondos de capital riesgo al uso ni business angels, aunque pareciéndose a los primeros y tomando algún rasgo de los segundos están consiguiendo ponerse de moda. Como su propio nombre indica, un microfondo de capital riesgo se distingue de sus hermanos mayores porque el tamaño de inversión es menor. Invierten menos de 100 millones de dólares (88 millones de euros) aunque la mayoría de ellos no supera el volumen de los 50 millones de dólares (44 millones de euros).

Otra de sus peculiaridades es que entran en juego en un momento diferente. Mientras los fondos de capital riesgo aparecen en escena cuando las startups están en fase de crecimiento y comienzan a cerrar rondas de financiación, el 80% de estos microfondos  se centran en la inversión cuando la compañía está en su fase semilla.

En 2011, tan solo había una treintena de microfondos de capital riesgo operativos en Estados Unidos, una cifra que se incrementó hasta las 236 de 2015.

Al fin y al cabo, al tratarse de instrumentos de inversión con un volumen mucho menor, parece lógico que centren su participación en dar los primeros empujones a la startup, en lugar de esperar al momento en el que están escalando y necesitan una importante inyección de capital.

Aunque esta modalidad de inversión sea más desconocida que otras, lo cierto es que en los últimos tiempos estos fondos se han multiplicado de forma asombrosa. En 2011, tan solo había una treintena de microfondos de capital riesgo operativos en Estados Unidos, una cifra que se incrementó hasta los 236 de 2015.

El éxito, sin duda, se debe a su propia naturaleza. Al invertir al principio y en pequeñas cantidades, pueden conseguir unos rendimientos mucho mejores que sus compañeros de mayor envergadura, ya que tienen una menor dependencia al éxito o fracaso de una startup concreta.

Además, estos microfondos de capital riesgo están permitiendo una democratización de la inversión. En ellos participan tanto inversores institucionales como otros fondos, aunque también family offices (instituciones que se encargan de gestionar grandes patrimonios). De esta forma, se abren las puertas a que quien lo desee pueda apoyar a las empresas innovadoras con un bajo desembolso inicial.

Esa democratización de la inversión es un rasgo que los microfondos de capital riesgo comparten con la coinversión liderada, una modalidad que también permite la entrada de pequeños inversores –en su caso liderados por un inversor con experiencia– en las primeras etapas de una startup. Ahora bien, ¿qué papel han tenido estos microfondos de capital riesgo en los últimos años? Muchos de ellos han sabido apostar  por el caballo ganador de la innovación, ya que además la mayoría se está centrando en el sector móvil e internet. GRAFICA    
Uno de las más activos de Silicon Valley, SV Angel, ha invertido en 16 miembros del club de unicornios (aquellas empresas valoradas en más de 1.000 millones de dólares, unos 885 millones de euros), Dropbox, Uber o  Airbnb entre ellos. Otras, como Lowercase Capital, tampoco se quedan atrás: ha invertido en Twitter, Uber, Instagram o Kickstarter. Lowercase Capital

Sin prisa pero sin pausa: el aterrizaje en España de los microfondos

Más allá de Silicon Valley, el fenómeno  de los microfondos de capital riesgo también está llegando a Europa. En 2011 había tan solo dos, pero según la firma Hoxton Ventures, el año pasado rozaron la cuarentena. Las ventajas de que casi cualquiera pueda convertirse en inversor y financiar startups sin tener que arriesgar demasiado dinero parecen estar contagiando también al Viejo Continente.

España tampoco se está quedando al margen de estos nuevos fondos de menor volumen.  Uno de los primeros fue Caixa Capital Micro en 2010. Dotado con 8 millones de euros, ha invertido en tres años en 113 empresas innovadoras. Una vez acabado ese plazo, 15 de ellas fueron capaces de cerrar una ronda de capital riesgo.

La entidad bancaria le ha dado continuidad a través de Caixa Capital Micro II, un nuevo fondo de capital semilla dotado con 9 millones de euros. Este fondo invierte de media 100.000 euros en cada compañía, fundamentalmente a través de préstamos participativos convertibles en capital, además de favorecer la coinversión con business angels, incubadoras y family offices.

foto4

Caixa Capital Risc, la gestora de capital riesgo de la Caixa, no solo cuenta con este instrumento de financiación, sino que dispone también de otros fondos para invertir en startups en crecimiento. De esta forma, puede respaldar a las compañías innovadoras a lo largo de distintas fases de su vida.

Por otro lado, en 2013 nació Sitka Capital, un microfondo de capital riesgo especializado en startups en fase semilla. Carlos Guerrero, su fundador, vio la necesidad de crear un microfondo de capital de riesgo cuando se dio cuenta de que estos vehículos de inversión escaseaban en España. La compañía invierte ahora hasta 50.000 euros en cada iniciativa emprendedora.

Sitka Capital

“El objetivo era responder a una necesidad de financiación profesionalizada en los primeros pasos de una startup y crear un vehículo para conectar a un grupo amplio de inversores que estaban interesados en entrar en el ecosistema inversor español”, explicaba Guerrero hace unos meses.

foto5

En dos años, Sitka Capital ya había invertido en 15 startups. eSportics, una compañía que desarrolla software para gestionar eventos deportivos, Talent Clue, una empresa que automatiza la contratación de personal, o PopPlaces, un marketplace de alquiler de espacios, son algunas de sus apuestas.

Poco a poco, los microfondos de capital riesgo están convirtiéndose así en una alternativa a los de mayor volumen para que los pequeños inversores también puedan entrar a formar parte del ecosistema de las startups.

—————————————

Las imágenes son propiedad, por orden de aparición, de Got Credit y Samir Kaji.

¿Quieres invertir con los mejores?

¡Regístrate en Startupxplore!

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInEmail this to someone

Cristina Sánchez

Cuento historias de tecnología y me apasionan los robots.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInEmail this to someone

Deja tu comentario